¿Qué son tu sueña?

“¿Qué son tu sueña?”

No creo que mi estudiante de inglés tenía la menor idea del significado profundo y el gran momento de su pregunta. Temporalmente me encontré derribada y también sorprendida de que incluso cuando una o ambas personas tienen poco conocimiento de la lengua que se hablan, nuestra capacidad de conectar en un nivel profundo está muy presente.

Por razones obvias, tenía que responder a su pregunta en la manera más sencilla posible. Y así, ¿cuál es mi sueño, en los términos más sencillos? Fácil: viajar y enseñar.

Tan pronto como las palabras salieron de mi boca tuve un momento de comprension cuando me di cuenta de que esto es de hecho lo que estoy haciendo. Estoy viajando y enseñando.

Pero lo curioso es que he sido muy exigente conmigo misma casi desde que llegué a España por no seguir mis sueños y he tenido un sentimiento cada vez mas pesada que estoy contribuyendo nada a mi campo. Para aquellos de vosotros que han seguido mis muchos fluctuaciones emocionales durante mi año en el extranjero, no os voy a culpar si poneis los ojos en blanco. Me siento como un loro cansado, constantemente graznando de las mismas cosas; de sentirme como un fracaso, mis luchas con ser feliz en mis circunstancias actuales, mi hábito incesante de buscar fuera de mí misma por la felicidad …

Con una constante sensación de sentirme como un fracaso, ahora estoy tratando de compensar en exceso por esas cosas por ser aún mas exigente conmigo misma de hacer todo a la perfección, y para estar segura de hacer “la decisión correcta.” Despúes de un año de logros muy tangibles (amortizar mis préstamos estudiantiles por completo, conquistar mi miedo a la improvisación y la performance y tocar con una compañía de danza, la creación de un nuevo plan de estudios a partir de cero) a un año de lo que vi como fracasos, me ha dejado sentir que he retrocedido.

Pero este momento de la bombilla era exactamente lo que necesitaba. Para resumir mi sueño en esas dos simples palabras era exactamente lo que tenía que hacer. ¿Pasó mi año como yo habia imaginado que lo haría? No. ¿Significa eso que no he logrado? No, en absoluto. Estaba haciendo lo que había soñado hacer! Viajar y enseñar! Pero lo más importante es que he logrado y aprendido cosas que necesitaba y que me llevará al siguiente paso en mi camino.

Por la tarde, una gran conversación con Z ayudó a abrir mi mente aún más y también me ayudó a ponerme en el camino del perdón. Como él tan elocuentemente lo expresó, “No puedes vivir tu vida por siempre tratando de hacer la decisión correcta.” Y “No se puede escribir la página para mañana sin haber escrito la página para hoy. ”

Nuestras historias son las nuestras para la escritura, y como escritora, yo debo saber mejor que nadie que las historias se desarrollan párrafo por párrafo, página por página, y que pasa a través de muchos errores en el camino.

He llegado a ser tan centrada en el objetivo final y obsesionada con asegurándome de que tome las medidas necesarias (según se considere por la sociedad) con el fin de llegar allí, que cuando me aparté del camino prescrito para este año en España, me perdí! Aprendí que tengo estos ideales de lo que deberían ser las cosas  que cuando no  lleguen a las normas o siguan el camino que creo que deberían, me altero. Ridículo, ¿verdad? Lo sé!

Lo que es interesante es que a pesar de que siempre he tenido estas tendencias para planificar, elaborar estrategias y mantenerme a un alto nivel, han conseguido casi salir del límite del control debido a mis inseguridades y sensación de fracaso del pasado año.

Entonces, ¿A dónde voy desde aquí? ¿Puedo simplemente sacarme de esto y volver a aprender a apreciar a mí misma y lo que hice lograr? No. El proceso es día por día. Pero absolutamente y con el tiempo, voy a volver a ese punto.

Para mi segundo año en España, depende de yo y solo yo para solidificar el sentido de independencia y confianza en mis capacidades que yo había comenzado a desarrollar sólo el verano pasado. Cometí todos los errores que necesitaba cometer para el año pasado para aprender cómo hacerlo aún mejor este año. Al final del día, todos tenemos una curva de aprendizaje, no?

“Nuestra personalidad no determina nuestra felicidad o infelicidad. Más bien, es la sustancia de lo que hemos vivido que decide nuestra felicidad. El propósito del Budismo y de la educación, así como todos nuestros esfuerzos hacia la auto-mejora y el crecimiento, es para mejorar esa sustancia. Esto es lo que se trata la vida “. ~ Daisaku Ikeda, Debates sobre la Juventud

¿Hay partes de mi personalidad que no cambiarán? Sí. Pero eso significa que las partes y los puntos débiles negativas necesitan dominar mi vida? No. Puedo sacar a luz y esclarecer plenamente en mis cualidades positivas de manera que sean mi condición de vida dominante. ¿Tengo una tendencia para usar muchas estrategias y planes? Sí. ¿Significa que tengo que hacer eso todo el tiempo? No.

Así que aquí está el aprender a vivir en el momento y dejar que la vida fluye. No sé dónde mi historia va a terminar, no tengo ningúnos puntos claros de conectar, pero me niego a construir muros alrededor de mi vida y atraparme a mí misma en una caja que siempre he intentado evitar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s