Las Presiones de La Decision Correcta

No se puede escribir las páginas para mañana sin haber escrito las páginas para hoy …

Y sin embargo, ¿por qué estoy prácticamente obsesionada con hacer precisamente eso?

Habiendo entrado en mis finales de los 20, la presión social que todos nos enfrentamos está creciendo más y más cada día. De niños nos preguntan constantemente sobre lo que queremos ser cuando seamos mayores. En la escuela secundaria estamos presionados para saber lo que queremos estudiar en la universidad. En la universidad aprendemos a hacer los planes de 5 y 10 años. Nos enseña constantemente a vislumbrar nuestro futuro. Y claro que es importante soñar y tener metas, pero parece que hay una presión tácita para también tener “todo resuelto” por una cierta etapa en tu vida.

¿Qué significa tener todo resuelto? Significa tener un plan. No cualquier plan, un plan específico y detallado con todos los puntos conectados, los tes cruzados y  los puntos puestos sobre las íes.

Pero la opinión de la otra parte acerca de lo que “debería” hacer es diferente. Cuando le digo a la gente que estoy totalmente desorientada sobre lo que voy a hacer después de que termine mi año en Gijón, las reacciones que recibo son diferentes. “Eres joven, debes seguir viajando,” es lo más popular. O, “Quedate en España, hablas el idioma, y tienes amigos aquí. Debes quedarte!” es lo segundo más popular. Aunque obviamente los quien dicen estas cosas no tienen malas intenciones, con la enorme cantidad de voces que le dicen las mismas cosas, tu propia voz se ahogaba y te olvidas como suena …

Con estas dos presiones contrarias, he encontrado a mí misma durante años constantemente entre hacer lo que quiero hacer y qué es lo que debería estar haciendo. Vivir en Costa Rica fue la primera vez que me sentí liberada de las presiones sociales. Cuando pienso en el momento más plena y más feliz de mi vida Costa Rica es uno de los primeros recuerdos que vienen a la mente. Mis días eran simples, comenzando con trabajo físicamente y mentalmente exigente en la selva tropical, seguido por juegos de cartas y buenos amigos, y una porción saludable de la escritura.

¿Lo que yo estoy luchando por tiene que ser tan grande y complicado, grande y específico? Por alguna razón siento que tengo que llegar más alto, lograr más porque soy joven. Y mientras el desafío es importante y algo de no tengo miedo, también tengo que tener en cuenta que los desafíos que busco deben ser los que quiero buscar porque quiero, a diferencia de buscarlos que debería.

Uno siempre va a preguntar si has tomado la decisión correcta … ¿Debo seguir viajando porque, como una gran cantidad de personas señalan, todavía soy joven? ¿Debo empezar a asentarme y establecer raíces porque estoy llegando a una edad en la que necesito para poner mis cosas en orden? ¿No debería estar tomando un poco más en serio mi trabajo?

Entonces tienes una presión aun más … la presión de tomar la decisión correcta.

Obviamente, nunca sabrás si la decisión que ha tomado es la “correcta” hasta que la hayas hecho lo hiciste y visto los resultados ti mismo. Y como una amiga señaló, tampoco puedes pasar todo tu tiempo pensando en los de si, y, o pero, de algo que simplemente no se puede predecir. Que nadie puede predecir. Sólo tienes que escuchar a tu corazon en el momento, elegir un camino, y comprometerse a ello 100%.

En cuanto a tener un plan … tanto como me gustaría personalmente para tener algo específico en mente, simplemente no puedo atar cabos en este momento. Lo que estoy tratando de hacer es aceptar que eso está bien. Y como otra amiga señaló, si no puedes averiguar exactamente qué es lo que quieres hacer, lo que puedes planificar son los tipos de retos que te gustaría tener. Por ejemplo, sé que mi plan consiste en enseñar y escribir… un montón de escritura. Las obras publicadas con suerte. En que capacidad y dónde de ensenanza y escribiendo qué exactamente? No tengo idea. Pero eso está bien. Las respuestas vendrán a mí en su propio tiempo. Y serán mis propias.

Por ahora … todavía me quedan seis meses aquí para disfrutar. Y así, en lugar de intentar conectar los futuros puntos que no puedo ver claramente, mi objetivo es centrarme en los puntos de conexión donde estoy ahora. Más que constantemente saltando adelante y estar preocupada por el futuro, tengo que comprometerme plenamente con la decisión ya he hecho para vivir en Gijón.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s